IMAGENES . ENLACES

Lo que no se puede decir, no se debe decir // ALEGATO A LA CENSURA

LO QUE NO SE PUEDE DECIR, NO SE DEBE DECIR // ALEGATO CONTRA LA CENSURA enlace

Mariano José de Larra

ESCRITO POLITICO SOBRE LA CENSURA, ESCRITO EN 1834, POR MARIANO JOSE DE LARA; AUNQUE LAS LEYES QUE SE NOMBRAN, Y LAS ALUSIONES SOBRE LAS COSAS CENSURABLES EN AQUELLA EPOCA, "PARECE PASADO DE TIEMPO", LO QUE ES EL TRASFONDO FINAL, LLEGA A SER OBJETIVO ANTE LO QUE PASA HOY EN DIA , ACERCA DE LA CENSURA EN GENERAL, EN INTERNET, LA ORGANIZACION DE AUTORES, Y TANTOS DERECHOS SOBRE LA "REPRODUCCION DE MUSICA,VIDEOS,PROGRAMAS INFORMATICOS,...", LLEGANDO EL CASO A QUE CADA UNO DE NOSOTROS CIUDADANOS DE PIE, LLEGUEMOS A SER "DELINCUENTES"; ASI, COMO SUENA; Y TODO, PORQUE EL AVANCE TECNOLOGICO HA LLEGADO A PONER EN CADA HOGAR LOS MEDIOS, PARA QUE ESTO OCURRA; COSA QUE EN REALIDAD ESTA OCURRIENDO...


Hay verdades de verdades, y a imitación del diplomático de Scribe, podríamos clasificarlas con mucha razón en dos: la verdad que no es verdad, y... Dejando a un lado las muchas de esa especie que en todos los ángulos del mundo pasan convencionalmente por lo que no son, vamos a la verdad verdadera, que es indudablemente la contenida en el epígrafe de este capítulo.

Una cosa aborrezco, pero de ganas, a saber: esos hombres naturalmente turbulentos que se alimentan de oposición, a quienes ningún Gobierno les gusta, ni aun el que tenemos en el día; hombres que no dan tiempo al tiempo, para quienes no hay ministro bueno, sobre todo desde que se ha convenido con ellos en que Calomarde era el peor de todos; esos hombres que quieren que las guerras no duren, que se acaben pronto las facciones, que haya libertad de imprenta, que todos sean milicianos urbanos... Vaya usted a saber lo que quieren esos hombres. ¿No es un horror?

Yo no. Dios me libre. El hombre ha de ser dócil y sumiso, y cuando está sobre todo en la clase de los súbditos, ¿qué quiere decir esa petulancia de juzgar a los que le gobiernan? ¿No es esto la débil y mezquina criatura pidiendo cuentas a su Criador?

La ley, señor, la ley. Clara está y terminante, impresa y todo: no es decir que se la dan a uno de tapadillo. Ése es mi norte. Cójame Zumalacárregui, si se me ve jamás separarme un ápice de la ley.

Quiero hacer un artículo, por ejemplo. No quiero que me lo prohíban, aunque no sea más que por no hacer dos en vez de uno. ¿Y qué hace usted?, me dirán esos perturbadores que tienen siempre la anarquía entre los dedos para soltársela encima al primer ministro que trasluzcan, ¿qué hace usted para que no se lo prohíban?

¡Qué he de hacer, hombres exigentes! Nada: lo que debe hacer un escritor independiente en tiempos como estos de independencia. Empiezo por poner al frente de mi artículo, para que me sirva de eterno recuerdo: «Lo que no se puede decir, no se debe decir». Sentada en el papel esta provechosa verdad, que es la verdadera, abro el reglamento de censura: no me pongo a criticarlo, ¡nada de eso!, no me compete. Sea reglamento o no sea reglamento, cierro los ojos, y venero la ley, y la bendigo, que es más. Y continúo: «Artículo 12. No permitirán los censores que se inserten en los periódicos:

»Primero: artículos en que viertan máximas o doctrinas que conspiren a destruir o alterar la religión, el respeto a los derechos y prerrogativas del trono, el Estatuto Real y demás leyes fundamentales de la Monarquía».

Esto dice la ley. Ahora bien: doy el caso que me ocurra una idea que conspira a destruir la religión. La callo, no la escribo, me la como. Éste es el modo.

No digo nada del respeto a los derechos y prerrogativas del trono, el Estatuto, etc., etc. ¿Si les parecerá a esos hombres de oposición que no me ocurre nada sobre esto? Pues se equivocan, ni cómo he de impedir yo que me ocurran los mayores disparates del mundo. Ya se ve que me ocurriría entrar en el examen de ese respeto, y que me ocurriría investigar los fundamentos de todas las cosas más fundamentales. Pero me llamo aparte, y digo para mí: ¿No está clara la ley? Pues punto en boca. Es verdad que me ocurrió; pero la ley no condena ocurrencia alguna. Ahora, en cuanto a escribirlo, ¿no fuera una necedad? No pasaría. Callo, pues; no lo pongo, y no me lo prohíben. He aquí el medio sencillo, sencillísimo. Los escritores, por otra parte, debemos dar el ejemplo de la sumisión. O es ley, o no es ley. ¡Mal haya los descontentadizos! ¡Mal haya esa funesta oposición! ¿No es buena manía la de oponerse a todo, la de querer escribirlo todo?

Que no pasan las «sátiras» e «invectivas» contra la autoridad; pues no se ponen tales sátiras ni invectivas. Que las prohíben, aunque se «disfracen» con «alusiones» o «alegorías». Pues no se disfrazan. Así como así, ¡no parece sino que es cosa fácil inventar las tales alusiones y alegorías!

Los «escritos injuriosos» están en el mismo caso, aun cuando vayan con «anagramas» o en otra cualquiera forma, «siempre que los censores se convenzan de que se alude a personas determinadas».

En buen hora; voy a escribir ya; pero llego a este párrafo y no escribo. Que no es injurioso, que no es libelo, que no pongo anagrama. No importa; puede convencerse el censor de que se alude, aunque no se aluda. ¿Cómo haré, pues, que el censor no se convenza? Gran trabajo: no escribo nada; mejor para mí; mejor para él; mejor para el Gobierno: que encuentre alusiones en lo que no escribo. He aquí, he aquí el sistema. He aquí la gran dificultad por tierra. Desengañémonos: nada más fácil que obedecer. Pues entonces, ¿en qué se fundan las quejas? ¡Miserables que somos!

Los «escritos licenciosos», por ejemplo. ¿Y qué son escritos licenciosos? ¿Y qué son costumbres? Discurro, y a mi primera resolución, nada escribo; más fácil es no escribir nada, que ir a averiguarlo.

Buenas ganas se me pasan de injuriar a algunos «soberanos y gobiernos extranjeros». Pero ¿no lo prohíbe la ley? Pues chitón.

Hecho mi examen de la ley, voy a ver mi artículo; con el reglamento de censura a la vista, con la intención que me asiste, no puedo haberlo infringido. Examino mi papel; no he escrito nada, no he hecho artículo, es verdad. Pero en cambio he cumplido con la ley. Este será eternamente mi sistema; buen ciudadano, respetaré el látigo que me gobierna, y concluiré siempre diciendo: «Lo que no se puede decir, no se debe decir».


Octubre de 1834. Publicado en la Colección de 1835.

Comentarios

hola MIGOS ESPERO K ME CON PRENDEN PORKE YA NO EXISTE EL NEWROMANTHIC AY POCOS K ESCUCHAS LA MUSICA ITALO AKI YO Y MI GENTO SOMOS ROMANTHIC FULL AHI LES DEJO MI MSN DARK_SERGIO@HOTMAIL.COM

¡¡¡¡ mi opinion es ,almundo mucho serhumano ESTA VENIENDO K AY K HACER AY K LIKIDAR UNO X UNO ¡¡¡¡¡

LA PERSONA QUE ME LO ENVIO ESTA TODAVIA ASOMBRADA DE LO OCURRIDO, YA QUE ELLA DICE QUE LO HIZO POR HACERLO Y QUE PIDIO ALGO QUE CREIA CASI IMPOSIBLE DE LOGRAR PROBEMOS. * Para ti mismo di el nombre de la unica persona del sexo opuesto con quien quieras estar (tres veces...)... * Piensa en algo que quieras lograr dentro de la proxima semana y repitelo para ti mismo(a) (seis veces)... * Piensa en algo que quieras que pase entre tu y la persona especial (que dijiste en el no. 1) y dilo a ti mismo/a (doce veces)... * Ahora haz un ultimo y final deseo acerca del deseo que escogiste. * Despues de leer esto tienes 1 hora para mandarlo a 15 temas y lo que pediste se te hara realidad en 1 semana. A la mayor cantidad de gente a quien lo mandes mas fuerte se hara tu deseo. Si tu escoges ignorar esta carta lo contrario del deseo te sucedera, o esto no sucedera jamas.............. Que tus días estén llenos de logros y tus noches de sueños copia y pega esto en 15 o + temas

Envie el viernes una carta a 20 MINUTOS,ayer por la noche la vi publicada el 20 minutos digital.Cual fue mi sorpresa cuando al leer la carta veo que han omitido muchos puntos haciendo que la idea de la carta perdiera su valor y que a su vez pareciera estupida,generando comentarios que comprometian mi inteligencia,asi como ataques directos a mi persona. Pase a introducir la carta integra en los comentarios para disipar muchos comentarios ofensivos,pero no solo me la borraban automaticamente,si no que hoy a la mañana mi carta ya no existia en ningun sitio,da igual donde busques,ya no existe ni la manipulada,ni todos los comentarios generados. Para empezar mi carta se tiulaba "La gripe A y la Sra.Ministra",haciendo una clara critica a la ministra de sanidad,en su version la carta se titulaba ¿Y la vacuna?,mostrandome como una persona protectora y neurotica y omitiendo todo lo que referia sobre la ministra. Para quien le pueda interesar pongo la carta original,para que opineis. LA GRIPE A Y LA SRA. MINISTRA. Sigo con interes desde los primeros casos en Mejico la evolucion de la pandemia,y ya desde el principio me a preocupado,a un que intentaba no alarmarme demasiado,Ya saben por aquello de que la gripe comun mata a mucha mas gente que la celebre gripe A,aunque yo no conozco a nadie que haya fallecido por complicaciones en la gripe comun,en fin. Pero ahora ya tenemos dos muertos de los que dicen que ya arrastraban problemas de salud,en el caso de la chica marroqui la familia desmiente dicho estremo y en el segundo caso esta por ver,pero las medidas de contencion ante una pandemia de nivel 6 son inexistentes,es como si nada pasase,y nos debe de tranquilizar el hecho de que los grupos de riesgo localizados sean personas con problemas respiratorios,como si estos fueran minorias infimas,¿en que familia no hay asmaticos,fumadores,cronicos respiratorios o alergicos primaverales?todos ellos en riesgo. Entre los grupos de riesgo tambien estan los bebes menores de dos años y tampoco son una minoria,pero aun asi nos siguen haciendo creer que nada de lo que ocurre es preocupante. Sra.Jimenez tengo un bebe de 13 meses con problemas respiratorios,me a costado mucho tenerlo entre mis brazos despues de haber sufrido tres abortos,¿cree usted que me tranquiliza saber que la vacuna llegara a el en noviembre al ritmo que la gripe se esta propagando?,¿Cree que podria tenerlo encerrado en casa,sacarlo de la guarderia y abandonar mi trabajo hasta entonces para protejerlo?.Sabe usted que la respuesta a estas cuestiones es un NO categorico. ¿Por que no toman medidas ya ante algo que se prevee aun mas grave de cara al invierno?,¿Por que no informan de forma veraz sobre los efectos de esta pandemia?,¿Existe algo que es mejor ocultarnos?. Sra.Jimenez la gripe A no distingue cargos, cuentas bancarias o influencias y lo que a usted parece no preocuparla nada puede estar ya en la puerta de su lujosa casa,aunque si bien es verdad que lo anteriormente mencionado puede ayudar a que usted pueda conseguir ipso facto la vacuna que yo esperare junto a mi bebe hasta noviembre. ¿Os parece censurable?,¿motivos politicos?.No se.

El "diario" 20 minutos.es CENSURA comentarios que cumplen las normas de uso del sitio y mantiene otros que no cumplen las normas. Los administradores del sitio adoptan distintas identidades e interfieren en el mal llamado foro de opinión enfrentando deliberadamente a los posteros bienintencionados.

Añadir un Comentario: