IMAGENES . ENLACES

Plantas Sagradas

Escrito por imagenes 02-07-2007 en General. Comentarios (12)

PLANTAS "SAGRADAS"   (link)



Áloe

Género de las plantas pertenecientes a la familia de las Liliáceas, herbáceas a su vez y
pequeñas o bien en arbustos que pueden crecer hasta la altura de 20 metros. El Áloe
Socotrina, a la que nos referimos, alcanza generalmente de 1 a 1.75 metros de alto.
Se dice de esta planta, que un gnomo estaba en grave peligro, totalmente abatido,
cuando recibió socorro de un árabe que le puso a salvo. Entonces el gnomo ofreció una
recompensa a su salvador, y éste hubo de pedirle le diera a conocer una planta que
garantizara su larga existencia. Se separa el gnomo y a poco trajo el Áloe, por cuyo motivo
llaman a esta planta en muchos países la Planta de los Cien Años...
Los viajeros que van al Oriente, verán sobre las puertas de las casas turcas un Cuero
de Cocodrilo y una Planta de Áloe, ya que ambos, dicen, garantizan una larga vida.
El Áloe, dado en pequeñas dosis y preparado su extracto según las reglas Rosa Cruces,
es seguro que ofrece larga vida, pues es extraordinariamente microbicida y aumenta en gran
manera la actividad del hígado. Es nocivo darlo como lo ofrece la medicina oficial en forma de
aguardiente alemán. Puede entonces destruir órganos y partes delicadas de los intestinos...
La mayor parte de nuestros preparados tienen una muy pequeña de Áloe, por cuyo
motivo siempre son beneficiosos. En altas dosis, produce a menudo enfermedades de los
riñones, algunas de ellas incurables.



Apio

Existen varias especies de esta planta, aquí nos referimos al Apium Graveolens,
umbilífero, comestible y de flores pequeñas y blancas.
En la antigua Grecia, se cubrían las tumbas de los muertos con Apio, pues era creencia
general que esta Planta les llevaba nueva vida. Cuando tenían un enfermo, ya desahuciado,
lanzaban el aforismo siguiente: Apio Apiget, es decir para ese enfermo, no queda ya más que
el Apio y sólo él puede salvar. En las fiestas de Nemea, se coronaba a los vencedores con
guirnaldas de Apio y Rosas.
El Apio tiene Apiina, asparagina, azúcar, almidón y una substancia gelatinosa, a especie
de semen, donde radica el principio más activo que es el que aprovechamos.
El Apio es bueno para el estómago y los nervios. Preparamos un polvo de Apio que
debe mezclarse siempre con la sal, pues ésta hace daño a los riñones, y unidos prodigan
beneficios.
Con el extracto espagírico del Apio, se pueden curar todas las enfermedades de la
mujer.


Beleño

Nombre vulgar que se da a las plantas de la familia de los Hyosciamus, de origen
europeo importada de Brasil y otros países de América. Es de tallo cilíndrico y velloso con
hojas oblongas, sinuadodentadas y flores de color amarillo triste. El Beleño exhala un olor
fuertemente virulento y repugnante, sobre todo cuando es fresco.
La raíz de esta planta es venenosa y emética y se emplea en medicina y veterinaria, al
interior, como narcótico y al exterior como calmante resolutivo. Tiene también la propiedad de
dilatar la pupila. Su principio activo es conocido en química con el nombre de Hiosciamina,
que en medicina tiene ya algunas aplicaciones para sustituir a la belladona.
Crece alrededor de las aldeas y de las granjas, a orillas de los caminos, de las zanjas y
en los lugares pedregosos.
Por toda España y América se habla constantemente de personas ...................................................................................................

JURAMENTO DE HIPÓCRATES

Escrito por imagenes 01-07-2007 en General. Comentarios (0)

ANTIGUO JURAMENTO MEDICO DE HIPOCRATES  (link)




“Juro por Apolo médico, Higia y Panacea, y
por todos los dioses y diosas, a quienes
pongo por testigos, que cumpliré, lisa y
llanamente, con todas mis fuerzas e
inteligencia, el siguiente juramento y
obligación escrita:
Tendré a mi maestro de medicina en el
mismo lugar que a mis padres, partiré con el
mis haberes, y si necesario fuere, yo
proveeré a sus necesidades; a sus hijos, los
tendré como mis hermanos, y si ellos
quisieran aprender el arte de curar, se lo
enseñaré sin pago de ningún género y sin
obligación escrita; instruiré con preceptos,
con lecciones orales y con los demás medios
de enseñanza a mis hijos, a los de mi maestro
y a los demás discípulos que se me unan por

convenio y juramento, conforme está
determinado en la ley médica, y a nadie mas.
Estableceré el régimen de los enfermos de la

manera que les sea más provechosa,
según mis facultades y mi entender, y

me abstendré de cometer todo mal y toda
injusticia.
A nadie daré veneno, y si alguno me propone semejante cosa, no tomaré en...........................................................................................................