IMAGENES . ENLACES

POEMA NOBEL // DEBAJO DE LA TIERRA - TONI GARRAS

Escrito por imagenes 23-12-2007 en General. Comentarios (0)

Me gustaria como comentario que publicaras este poema,  fotos
y de apodo
  Toni Garras
 
"Debajo de la Tierra"
 
Estar asi  tan juntos nunca lo pensaria
en nuestra camoda abria  cientos de rosas
que en nuestro camino  a la muerte nos guian
 
 
Estar asi y aguantar la tierra que hace presion
nunca pensaria que en mi corazon  fallaria 
 fue en un instante y ver tu cara me alegraria
 
Ahora en mi cerebro se aloja tu recuerdo
y en mi corazon hay un gran vacio que lo
llenan los gusanos
 
 
Estar asi que solo una pared de tierra nos divide
que no me deja tomar tu mano tan fria.....

                                                    TONI GARRAS

 

 

 

siento haber tenido que quitar las imagenes, ya que abria mi correo a todo el mundo, ala, a tuty plen,jajajajajjajaaja, cosas que pasan con los cables, se cruzan, y asi estamos....

COMENTARIO / POEMA NOBEL ERIKA

Escrito por imagenes 23-12-2007 en General. Comentarios (0)

hola k tal me iamo erika,y pues la vrdd me interesa mucho,este tipo de lectura,escritos,poemas,etc,solo se qe el k lo o los esribio,si me refiero a todos estos autores,dejan una parte e su alma en cada escrito,demuestran su tristesa,felizidad,o simplemente escriben su sentir en cada una de las lineas,ami tambien me gusta escribir ,solo k a sosiedad no entiende y esto va mas alla de como disen algunos-poussers-a mi me vale mdre lo k sean cada kien con su sentir y su forma de penza,solo se k la vida ,o nosotros,no esta bien y k hay k demostrarlo,con nuesstra arte,con todos estas lineas y son mas k lineas,es uestro sentir.en fin, aki les dejo un poco de mis escritos..

          *                                 *                                      *

el sol cada ves se muestra mas enojado conmigo

no kiere k sus raios me toquen

estoi fria me siento sola

no se k haser si no tengo naada

y nadie me habla

nadie me hase caso

nadie esta con migo ..

la unica .. mi soledad.

ayudame tengo miedo no me dejen sola

tengo frio no me dejes caer en el vasio de la soledad

a un k es buena el silensio me mata..

cada dia k pasa siento k estoi peor como el primer dia k mori

no es justo ..!

por k me tenia k pasar ami

io keria vivir ..

no si tan solo no te hubiera seguido

estaria aki con tigo

pero creo k esto a ti no te importa pues estas con otra..

espero y seas feliz

no creo verte pronto

pero mi soledad me acompaña

cada mañana..

estare feliz de verte cada dia esta bien ..

disfruta mientras tines vida..

por k si se acaba no hay bulta a tras y a este mundo

no volveras.....

 

bueno este no tiene titulo ,..lo toman como kieran,mi correo es: erika_dark_lagri@hotmail.com ,

para los k me kieran agregar,me despido,buena luna...

LA MANO // GUY DE MAUPASSANT

Escrito por imagenes 23-12-2007 en General. Comentarios (0)

LA MANO // GUY DE MAUPASSANT

GUY DE MAUPASSANT
LA MANO



Estaban en círculo en torno al señor Bermutier, juez de instrucción, que daba su
opinión sobre el misterioso suceso de Saint-Cloud. Desde hacía un mes, aquel
inexplicable crimen conmovía a París. Nadie entendía nada del asunto. El señor
Bermutier, de pie, de espaldas a la chimenea, hablaba, reunía las pruebas,
discutía las distintas opiniones, pero no llegaba a ninguna conclusión.
Varias mujeres se habían levantado para acercarse y permanecían de pie, con
los ojos clavados en la boca afeitada del magistrado, de donde salían las graves
palabras. Se estremecían, vibraban, crispadas por su miedo curioso, por la
ansiosa e insaciable necesidad de espanto que atormentaba su alma; las
torturaba como el hambre.
Una de ellas, más pálida que las demás, dijo durante un silencio:
-Es horrible. Esto roza lo sobrenatural. Nunca se sabrá nada.
El magistrado se dio la vuelta hacia ella:
-Sí, señora es probable que no se sepa nunca nada. En cuanto a la palabra
sobrenatural que acaba de emplear, no tiene nada que ver con esto. Estamos
ante un crimen muy hábilmente concebido, muy hábilmente ejecutado, tan bien
envuelto en misterio que no podemos despejarle de las circunstancias
impenetrables que lo rodean. Pero yo, antaño, tuve que encargarme de un
suceso donde verdaderamente parecía que había algo fantástico. Por lo demás,
tuvimos que abandonarlo, por falta de medios para esclarecerlo.
Varias mujeres dijeron a la vez, tan de prisa que sus voces no fueron sino una:
-¡Oh! Cuéntenoslo.
El señor Bermutier sonrió gravemente, como debe sonreír un juez de
instrucción. Prosiguió:
-Al menos, no vayan a creer que he podido, incluso un instante, suponer que
había algo sobrehumano en esta aventura. No creo sino en las causas naturales.
Pero sería mucho más adecuado si en vez de emplear la palabra sobrenatural
para expresar lo que no conocemos, utilizáramos simplemente la palabra
inexplicable. De todos modos, en el suceso que voy a contarles, fueron sobre
todo las circunstancias circundantes, las circunstancias preparatorias las que me
turbaron. En fin, estos son los hechos:
Entonces era juez de instrucción en Ajaccio, una pequeña ciudad blanca que se
extiende al borde de un maravilloso golfo rodeado por todas partes por altas
montañas.
Los sucesos de los que me ocupaba eran sobre todo los de vendettas. Los hay
soberbios, dramáticos al extremo, feroces, heroicos. En ellos encontramos los
temas de venganza más bellos con que se pueda soñar, los odios seculares,
apaciguados un momento, nunca apagados, las astucias abominables, los
asesinatos convertidos en matanzas y casi en acciones gloriosas. Desde hacía
dos años no oía hablar más que del precio de la sangre, del terrible prejuicio
corso que obliga a vengar cualquier injuria en la propia carne de la persona que
la ha hecho, de sus descendientes y de sus allegados. Había visto degollar a
ancianos, a niños, a primos; tenía la cabeza llena de aquellas historias.
Ahora bien, me enteré un día de que un inglés acababa de alquilar para varios
años un pequeño chalet en el fondo del golfo. Había traído con él a un criado
francés, a quien había contratado al pasar por Marsella. Pronto todo el mundo
se interesó por aquel singular personaje, que vivía solo en su casa y que no salía
sino para cazar y pescar. No hablaba con nadie, no iba nunca a la ciudad, y cada
mañana se entrenaba durante una o dos horas en disparar con la pistola y la
carabina.
Se crearon leyendas entorno a él. Se pretendió que era un alto personaje que
huía de su patria por motivos políticos; luego se afirmó que se escondía tras
haber cometido un espantoso crimen. Incluso se citaban circunstancias
particularmente horribles.
Quise, en mi calidad de juez de instrucción, tener algunas informaciones sobre
aquel hombre; pero me fue imposible enterarme de nada. Se hacía llamar sir
John Rowell.
Me contenté pues con vigilarle de cerca; pero, en realidad, no me señalaban
nada sospechoso respecto a él. Sin embargo, al seguir, aumentar y generalizarse
los rumores acerca de él, decidí intentar ver por mí mismo al extranjero, y me
puse a cazar con regularidad en los alrededores de su dominio.
Esperé durante mucho tiempo una oportunidad. Se presentó finalmente en
forma de una perdiz a la que disparé y maté delante de las narices del inglés.
Mi perro me la trajo; pero, cogiendo en seguida la caza, fui a excusarme por mi
inconveniencia y a rogar a sir John Rowell que aceptara el pájaro muerto.
Era un hombre grande con el pelo rojo, la barba roja, muy alto, muy ancho, una
especie de Hércules plácido y cortés. No tenía nada de la rigidez llamada
británica, y me dio las gracias vivamente por mi delicadeza en un francés con
un acento de más allá de la Mancha. Al cabo de un mes habíamos charlado unas
cinco o seis veces. Finalmente una noche, cuando pasaba por su puerta, le vi en
el jardín, fumando su pipa, a horcajadas sobre una silla. Le saludé y me invitó a
entrar para tomar una cerveza. No fue necesario que me lo repitiera.
Me recibió con toda la meticulosa cortesía inglesa; habló con elogios de Francia,
de Córcega, y declaró que le gustaba mucho esta país, y esta costa.
Entonces, con grandes precauciones y como si fuera resultado de un interés
muy vivo, le hice unas preguntas sobre su vida y sus proyectos. Contestó sin
apuros y me contó que había viajado mucho por África, las Indias y América.
Añadió riéndose:
-Tuve muchas aventuras, ¡oh! yes.
Luego volví a hablar de caza y me dio los detalles más curiosos sobre la caza
del hipopótamo, del tigre, del elefante e incluso la del gorila.
Dije:
-Todos esos animales son temibles.
Sonrió:
-¡Oh, no! El más malo es el hombre.
Se echó a reír abiertamente, con una risa franca de inglés gordo y contento:
-He cazado mocho al hombre también.
Después habló de armas y me invitó a entrar en su casa para enseñarme
escopetas con diferentes sistemas. Su salón estaba tapizado de negro, de seda
negra bordada con oro. Grandes flores amarillas corrían sobre la tela oscura,
brillaban como el fuego. Dijo:
-Eso ser un tela japonesa.
Pero, en el centro del panel más amplio, una cosa extraña atrajo mi mirada.
Sobre un cuadrado de terciopelo rojo se destacaba un objeto rojo. Me acerqué:
era una mano, una mano de hombre. No una mano de esqueleto, blanca y
limpia, sino una mano negra reseca, con uñas amarillas, los músculos al
descubierto y rastros de sangre vieja, sangre semejante a roña, sobre los huesos
cortados de un golpe, como de un hachazo, hacia la mitad del antebrazo.
Alrededor de la muñeca una enorme cadena de hierro, remachada, soldada a
aquel miembro desaseado, la sujetaba a la pared con una argolla bastante fuerte
como para llevar atado a un elefante. Pregunté:
-¿Qué es esto?
El inglés contestó tranquilamente:
-Era mejor enemigo de mí. Era de América. Ello había sido cortado con el sable
y arrancado la piel con un piedra cortante, y secado al sol durante ocho días.
¡Aoh, muy buena para mí, ésta.
Toqué aquel despojo humano que debía de haber pertenecido a un coloso. Los
dedos, desmesuradamente largos, estaban atados por enormes tendones que
sujetaban tiras de piel a trozos. Era horroroso ver esa mano, despellejada de esa
manera; recordaba inevitablemente alguna venganza de salvaje. Dije:
-Ese hombre debía de ser muy fuerte.
El inglés dijo con dulzura:
-Aoh yes; pero fui más fuerte que él. Yo había puesto ese cadena para sujetarle.
Creí que bromeaba. Dije:
-Ahora esta cadena es completamente inútil, la mano no se va a escapar.
Sir John Rowell prosiguió con tono grave:
-Ella siempre quería irse. Ese cadena era necesaria.
Con una ojeada rápida, escudriñé su rostro, preguntándome: "¿Estará loco o
será un bromista pesado?" Pero el rostro permanecía impenetrable, tranquilo y
benévolo. Cambié de tema de conversación y admiré las escopetas. Noté sin
embargo que había tres revólveres cargados encima de unos muebles, como si
aquel hombre viviera con el temor constante de un ataque.
Volví varias veces a su casa. Después dejé de visitarle. La gente se había
acostumbrado a su presencia; ya no interesaba a nadie.
Transcurrió un año entero; una mañana, hacia finales de noviembre, mi criado
me despertó anunciándome que Sir John Rowell había sido asesinado durante
la noche.
Media hora más tarde entraba en casa del inglés con el comisario jefe y el
capitán de la gendarmería. El criado, enloquecido y desesperado, lloraba
delante de la puerta. Primero sospeché de ese hombre, pero era inocente. Nunca
pudimos encontrar al culpable.
Cuando entré en el salón de Sir John, al primer vistazo distinguí el cadáver
extendido boca arriba, en el centro del cuarto. El chaleco estaba desgarrado,
colgaba una manga arrancada, todo indicaba que había tenido lugar una lucha
terrible.
¡El inglés había muerto estrangulado! Su rostro negro e hinchado, pavoroso,
parecía expresar un espanto abominable; llevaba algo entre sus dientes
apretados; y su cuello, perforado con cinco agujeros que parecían haber sido
hechos con puntas de hierro, estaba cubierto de sangre.
Un médico se unió a nosotros. Examinó durante mucho tiempo las huellas de
dedos en la carne y dijo estas extrañas palabras: -Parece que le ha estrangulado
un esqueleto.
Un escalofrío me recorrió la espalda y eché una mirada hacia la pared, en el
lugar donde otrora había visto la horrible mano despellejada. Ya no estaba allí.
La cadena, quebrada, colgaba.
Entonces me incliné hacia el muerto y encontré en su boca crispada uno de los
dedos de la desaparecida mano, cortada o más bien serrada por los dientes justo
en la segunda falange.
«Luego se procedió a las comprobaciones. No se descubrió nada. Ninguna
puerta había sido forzada, ni ninguna ventana, ni ningún mueble. Los dos
perros de guardia no se habían despertado.
Ésta es, en pocas palabras, la declaración del criado:
Desde hacía un mes su amo parecía estar agitado. Había recibido muchas
cartas, que había quemado a medida que iban llegando. A menudo, preso de
una ira que parecía demencia, cogiendo una fusta, había golpeado con furor
aquella mano reseca, lacrada en la pared, y que había desaparecido, no se sabe
cómo, en la misma hora del crimen.
Se acostaba muy tarde y se encerraba cuidadosamente. Siempre tenía armas al
alcance de la mano. A menudo, por la noche, hablaba en voz alta, como si
discutiera con alguien.
Aquella noche daba la casualidad de que no había hecho ningún ruido, y hasta
que no fue a abrir las ventanas el criado no había encontrado a sir John
asesinado. No sospechaba de nadie.
Comuniqué lo que sabía del muerto a los magistrados y a los funcionarios de la
fuerza pública, y se llevó a cabo en toda la isla una investigación minuciosa. No
se descubrió nada.
Ahora bien, tres meses después del crimen, una noche, tuve una pesadilla
horrorosa. Me pareció que veía la mano, la horrible mano, correr como un
escorpión o como una araña a lo largo de mis cortinas y de mis paredes. Tres
veces me desperté, tres veces me volví a dormir, tres veces volví a ver el odioso
despojo galopando alrededor de mi habitación y moviendo los dedos como si
fueran patas.
Al día siguiente me la trajeron; la habían encontrado en el cementerio, sobre la
tumba de sir John Rowell; le habían enterrado allí, ya que no habían podido
descubrir a su familia. Faltaba el índice.
Ésta es, señoras, mi historia. No sé nada más.
Las mujeres, enloquecidas, estaban pálidas, temblaban. Una de ellas exclamó:
-¡Pero esto no es un desenlace, ni una explicación! No vamos a poder dormir si
no nos dice lo que según usted ocurrió.
El magistrado sonrió con severidad:
-¡Oh! Señoras, sin duda alguna, voy a estropear sus terribles sueños. Pienso
simplemente que el propietario legítimo de la mano no había muerto, que vino
a buscarla con la que le quedaba. Pero no he podido saber cómo lo hizo. Este
caso es una especie de vendetta.
Una de las mujeres murmuró:
-No, no debe de ser así.
Y el juez de instrucción, sin dejar de sonreír, concluyó:
-Ya les había dicho que mi explicación no les gustaría.

GUY DE MAUPASSANT

http://the-dark-side-literatura.blogspot.com/2007/12/la-mano-guy-de-maupassant.html

Las 42 Mentiras Universales

Escrito por imagenes 22-12-2007 en General. Comentarios (1)
Las 42 Mentiras Universales
 
1. Este año sí me pongo a estudiar en serio.  Studying  A+ 
 
2. No te va a doler.  Club Me  
 
3. Un momento y nos vamos.  Limo  
 
4. Justo te iba a llamar.  On The Phone  
 
5. Juro que no vuelvo a tomar nunca más en mi vida.  Drunk Walk   Bum  Drinking 6 Pack  
 
6. ¿YO?... ¿¿Con esa??... ¡¡¡NUNCA!!! ¡¡¡NI BORRACHO!!!  Mullet   You 
 
7. El profe me tiene bronca.  Teacher  
 
8. Perdimos por el árbitro.  Soccer  
 
9. Pero si pasé el semáforo en amarillo...  Street Light   Driving 
 
10. Poné vos que mañana te pago.  Show Me Da Money   Coins 
 
11. Si quiero dejo de fumar. Smoking   No Smoking 
 
12. Se me perdió tu teléfono. Cell Phone 3   Telephone 
 
13. Justo estaba pensando en vos.Thinking Of You A-ha! 
 
14. Sólo somos amigos.  Star 9   Kissing 
 
15. Se cayó sólo y se rompió.  Smash Copier  
 
16. ¡¡¡Pero si yo estudié esta vez!!!  Student Head Explodes   F- 
 
17. Me gustaste desde la primera vez que te vi.   I Love You Hammock  Serenade  
 
18. ¡¡¡Eso te queda muy bien!!!Looking Good  Great 
 
19. Quédate tranquilo que no se lo voy a contar a nadie.  Gossip   Gossip  Shock 5  
 20. El lunes empiezo la dieta Fat Man Fat Woman 3  
 
21. Sí, salí con ella, pero no pasó nada.    Italian Restaurant  Sex 
 
23. Choqué, pero la culpa la tuvo el otro.  Demolition Derby  
 
 24. ¿En serio Playboy tiene una página Web?  Computing  
 
25. Te estuve llamando, pero daba ocupado.  Cell Phone Smash  
 
26. Nunca te voy a olvidar.  Don   Remember 
 
27. Llámame en cinco minutos que estoy en una reunión. Gossip  
 
28. Tengo los ojos rojos porque estoy resfriado.  Bloodshot  
 
29. Es la puntita nada más mi amor.  Sex  
 
 30. Yo tengo un amigo a quien también le pasó.  Banana Peel  
 
 31. No escuché cuando sonó el celular... Cell Phone 4  
 
32. Hola, ¿papá? Me quedo a dormir en casa de una amiga.  Pillow   Pinocchio  Liar  
 
33. Mañana te traigo los CD's.  CD  
 
34. Dame tiempo... tengo que aclarar mis ideas. I  
 
35. Se me perdió tu e-mail, ¿me lo das de nuevo? I Lost You   Email 
 
36. Andá, andá que yo te la cuido.  Policeman  
 
37. La veo como una amiga.  Best Friends   Best Friends 
 
38. Yo y mi ex ahora somos amiguísimos.  Lipstick  
 
40. Siempre te voy a querer. I Love You  
 
41. Igual podemos seguir siendo amigos.  Bad Break Up  
 
Y por supuesto... el mítico...
 
42. ¡¡¡CHUPÁ, CHUPÁ, QUE YO TE AVISO!!!  Marijuana   Marijuana 
 
 

CONJURACION , PACTO Y EXORCISMO // MANCIA

Escrito por imagenes 22-12-2007 en General. Comentarios (20)

CONJURACION , PACTO Y EXORCISMO // MANCIA

Advertencia:
* No estamos fomentando prácticas sectarias ni demonología. Hemos puesto estos
contenidos para fines de ilustración o referencia. Quien los tome en serio y
haga lo que desee con ellos, es de su absoluta responsabilidad.
* No tenemos idea lo que es una piedra de ematilla.
* Los e-mails preguntando mayores datos sobre este tema no serán respondidos.

A MODO DE INTRODUCCION:

Recopilado de libros rarisimos antigus, que aunque siempre ha habido genteintentando hacerlos desaparecer, han lleado hasta nuestros dias, y muchos, que no, nunca podremos llear a saber hasta que punto todo es verdad, o mentira.Estractos de libros como el"Gran Grimorio" y el "Enchiridion Leonis papae". Los dos son propiamente el ritual y el breviario de los magos. El primero tiene por título "Gran Grimorio o arte de conjurar los espíritus celestes, aéreos, terrestres o infernales, con el verdadero secreto de hacer hablar a los muertos,etc".
La palabra "Grimorio", viene, según dicen, del italiano "Rimario", como quien diría: composición de versos. Los antiguos estaban persuadidos de que los versos coadyuvaban la fuerza de las operaciones mágicas; por esto las llamaban "incantatationes", de donde hemos formado la palabra "encanto", porque según hemos dicho antes, en ellas se empleaban la poesía y el canto.
El "Gran Grimorio" ha sido sacado de diversas fuentes y extractado de diferentes autores, entre otros de "La sagrada magia que Dios comunicó a Abraham a su Laneth y traducida del hebreo el año 1458", y después de las "clavículas de Salomón (Clavicula Salomonis ad filium roboam)"


CONJURACION PACTO CON LUCIFER PARA PEDIRLE CUANTO SE DESEE


Hechos todos los preparativos indicados en la Invocación anterior, suprimiendo los cirios, cruces y signos J. H. S. en absoluto y careciendo de todo temor, se dirá:
Al grande y poderoso Lucifer. Luzbel y Satanás.
¡Oh. gran Lucifer. emperador excelso de los antros infernales! yo me postro ante ti y te reconozco como señor y soberano. si me pones en posesión de las artes ocultas de la magia, dándome el don de conocer la ciencia misteriosa y sobrenatural que tú posees, para lograr, por su medio. la verdadera sabiduria Sea yo admitido entre tus escogidos véanse satisfechas mis aspiraciones de riquezas el logro de la persona deseada la destrucción y daño de mis enemigos. Deseo ser tu esclavo y para ello puedes desde hoy, disponer de mi cuerpo y de mi alma. Ello puedes desde hoy, Si aceptas mi pacto, que traigo escrito con tinta misteriosa y firmado con mi sangre preséntate ante mi para reconocerte como señor y soberano.

Yo te Invoco una vez más, ¡oh. esclarecido príncipe de tinieblas! para que aparezcas a mi lado en forma humana y me firmes el pacto que presento.

No tengo ningún temor y si gran deseo de que me concedas lo que pido. Juro seguir tu ley en adelante renegar de Dios a quien aborrezco, del agua del bautismo que sin mi consentimiento he recibido, y de todo aquello que no sea de tu agrado.

Quiero pertenecerte y formar compañia con los espíritus de tentación y daño, mas para eso es preciso que mi pacto sea aceptado firmado y confirmado.
Yo te conjuro, Lucifer, Luzbel y Satanás. por el poder de este mágico talismán que es imagen del que usaba el gran Salomón y por cuya mediación logró el dominio de la sabiduría, de las “Ciencias Mágicas”, y de todo lo creado, para que aparezas ante mi.

Aparece ya prontamente o. de lo contrario te haré permanecer eternamente en los profundos Infiernos por las poderosas palabras cabalisticas de Salomón “Abracadabra Eloim cuyo poder sólo él y tú conociais Preséntate a mi, yo lo quiero.

Al pronunciar estas palabras, si se dicen sin temor aparecerá Lucifer, diciendo: -¿Qué me quieres, hombre vil? ¿Qué es lo que pides? ¿Cuál es tu pacto?
—Quiero, dirás, que me des riquezas, poder, sabiduría, conocimiento de la ciencia secreta, dominio absoluto de las personas, don de ser Invisible, de andar sobre el agua, y todo cuanto se contiene en el pacto que presento, hecho según las reglas del arte y firmado con mi sangre.
Entonces le entregarás el pacto.
—¡Oh, mortal temerario —contestará con vos cavernosa—, si me entregas tu alma, accederé a tu pacto.
—Yo te prometo mi alma para el dia que muera, pero si no cumples lo que en el pacto pido, quedaré libre de volver a implo rar la divina misericordia.
Desde este momento y mediante que Lucifer no falte a su promesa, quedarás a su disposición para siempre.
Se ha de advertir que suele suceder que Satanás se presente en forma de persona o animal desconocido y aun puede ocurrir que lo haga en forma de un tronco con las ramas cortadas.
Por terrible e imponente que sea la aparición no deberás demostrar el menor miedo, pues teniendo en la mano el talismán “dominatour” no podrá hacerte daño alguno. También ocurre algunas veces que se aparece en forma de dragón echando llamas por la boca y ojos y lanzando aullidos espantosos.
Se hacen estas advertencias para que no se demuestre sorpresa ni temor para nada.

Que trata de los exorcismos y del modo de conocer si una persona padece de hechizos o enfermedad natural
Los exorcismos sirven para expulsar a los espíritus cuando Sé hallan posesionados de alguna persona, a la cual hacen padecer horriblemente con sus tentaciones y tormentos. A veces le sugieren pensamientos extraños y palabras repugnantes, y aun le obligan a lanzar blasfemias y gritos furiosos.

Es conveniente saber antes de proceder a la curación, si la enfermedad es ocasionada por hechizos o si es natural, pues a veces ocurre que una enfermedad desconocida para los médicos, se atribuye a causas sobrenaturales. Cuando esto sucede puede salirse de dudas ejecutando lo siguiente:

Se procurará que una persona provista de un talismán exterminador coloque su mano derecha sobre la cabeza del enfermo, diciendo con fe y voluntad:

‘Yo te ruego y ordeno, espiritu desconocido en nombre del Ser Supremo y del admirable Adonay. me declares el motivo de hallarte atormentado en este cuerpo que cubro con mi mano. También deseo me digas qué es lo que pretendes al hacerlo asi, yo te ofrezco si me obedeces, rogar a Dios por ti para que sea purificado y transportado a donde moran los ángeles celestiales".

El objeto de esta oración es saber si el espiritu anda errante por el mundo en demanda de caridad y de oraciones, pues en el momento que le digan: “Yo te ofrezco, si me obedeces rogar a Dios por ti”, etc., el doliente queda sosegado y tranquilo; mas si esto sucede se arrodillarán todos los circunstantes y elevando el alma a Dios recitarán de nuevo la Indicada oración.
Se ha de advertir que lo mismo pueden hallarse aposentados en nuestro cuerpo los espíritus buenos no perfectos, que los malos o de daño y por lo tanto, cuando el enfermo se halle tranquilo por la virtud de la oración precedente, se ha de suponer que quedará libre mediante los ruegos que todos los días se dirijan al Altisimo en demanda del perdón y purificación del espíritu, el cual en agradecimiento, dejará de molestarle; mas si es espíritu fuera del mal o de daño se conocerá en que, al oir la oración, causará más tormentos y molestias al enfermo. En este caso se tratará de expulsarle acudiendo a los exorcismos.

Si el enfermo no percibe modificación ninguna. es prueba de que su enfermedad es puramente natural.

PRECEPTO O EXCONJURACION A LOS DEMONIOS
PARA QUE NO MORTIFIQUEN AL ENFERMO
DURANTE EL TIEMPO QUE DUREN
LOS EXCORCISMOS


“Yo, como criatura de Dios, hecho a su semejanza y redimido con su sangre, os obligo por este precepto, demonio o demonios, para que cese vuestro delirio y dejéis de atormentar con vuestras lujurias Infernales, este, cuerpo que os sirve de aposento. Segunda vez os cito y notifico en el nombre del Soberano Señor, fuerte y poderoso, que dejéis ya este lugar y salgáis fuera de él no volviendo jamás a ocúparlo. El Señor sea con todos nosotros, presentes y ausentes, para que tú. demonio, no puedas jamás atormentar las criaturas del Señor. Huye, huye. o de lo contrario serás amarrado con las cadenas del Arcángel Miguel y humillado con la oración de San Cipriano dedicada a deshacer toda clase de hechicerías”
En seguida se dirá la siguiente

ORACION A SAN CIPRIANO

“Como siervo de Dios y criatura suya, desligo del espíritu maligno cuando éste tiene ligado. En el nombre del Divino Creador a quien amo desde que lo conozco, con todo mi corazón, alma y sentidos, y a quien prometo adorar eternamente, y agradecer también los beneficios que cual padre amoroso me concede sin tasa ni medida, yo te ordeno, espíritu del mal, que te separes en el acto de este cuerpo que estás atormentando y le deles libre de tu presencia para que pueda recibir dignamente las aspersiones de! agua exorcisada que, cual lluvia, echo sobre él. diciendo: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espiritu Santo (se hace así).
que viven y reinan eternamente: por las virtudes que poseen los
espiritus superiores, Adonay, Eloim y Jehovan. cuya presencia y fortaleza Invoco en este acto. Amen.

Todas estas invocaciones deben ser hechas con gran fe y amor de Dios. y es seguro que Satanás, no aguardará al final del exorcismo que va a continuación, para dejar libre al enfermo Q


EXORCISMO PARA LIBRAR A LAS PERSONAS
DE LOS MALOS ESPIRITUS



En el nombre de San Cipriano y de parte de Dios Tres veces santo, por la potestad de los espiritus, superiores Adonay. Eloimy Jehovan y Mitraton, yo N (1 ),absuelvo el cuerpo de N. para que sea libertado de todos los malos hechizos, encantos y sortilegios. ya sean produddos por hombres o mujeres. ya por cualquiera otra causa. Dios sea alabádo y glorificado y se digne disponer que todas los sortilegios queden desechos. destruidos, desligados y reducidos a nada, para lograr de este modo que el cuerpo de N. quede libre de todos los males que padece.

¡Dios grande y poderoso sea tu nombre glorificado y que por vuestra soberana Intercesión sean obligados a retirarse los espiritus que as hayan aposentado en el cuerpo de N. cesando ya él sortilegio que los causadores de este daño han empleado. Yo os conjuro y mando desaparecer sin que jamas podáis entrar a este cuerpo en el cual hago tres cruces (2) y le bendigo con el agua exorcizada a al nombre del Padre, Hijo y del Espíritu Santo que amparen y protejan a N. para que jamás se vea atormentado.

Al decir estas palabras se le rociará con agua bendita.
Es conveniente saber que el que ejecuta el exorcismo ha de estar colocado a la derecha del enfermo, y que las cruces han de hacerce precisamente de izquierda a derecha.


EXORCISMO PARA LIBRAR LA CASA DE ESPIRITUS
TENTADORES


Os conjuro. espíritu rebelde, habitante y arruinador de esta a que t demora nl pretexto desaparezcais de aquí haciendo


(1) Aquí dirá su nombre el que opera.

Se hará con el dedo pulgar de la mano derecha una cruz en
la frente; otra en el pecho y otra en el vientre del enfermo.
disolver cualquier maleficio que hayáis echado vos o alguno de vuestros ayudantes: por mí lo disuelvo cantando con la ayuda de Dios y de los espiritus de luz. Adonay. EIolm y Jehovan, quino además, atarte con el precepto formal de obediencia, para que no puedas permanecer. ni volver, ni enviar a otro, ni perturbar esta casa, bajo la pena de que seas quemado eternamente con el Luego de pez y azufre dentudos.

Se bendecirá toda la casa con agua exorcizada y se baria cruces por todas las paredes con el cuchillo de mango blanco, diciendo:

“Yo te exorcizo, criatura-casa para que seas libre de los espiritus tentadores que te han hecho su morada".
Es bueno saber que cuando los espiritas malignos se muestran en las casas haciendo ruidos y dando golpes sin atacar. las personas, es porque no tienen dominio sobre ellas, bien porque en sus manos llenen la marca de la cruz de San Bartolomé o bien porque el hechizo sólo les permita molestar sin tocar a las personas.


EXORCISMOS CONTRA LOS PEDRISCOS
Y HURACANES



Tanto la conjuración como las cruces se han de repetir cuatro veces en la dirección de los cuatro puntos cardinales.
“Yo os conjuro, nubes, huracanes. granizadas, pedriscos y tormentas. en el nombre del gran Dios viviente de Eloim, Jehovan y Mitraton, a que os disolváis como la sal en el agua sin causar daño ni estrago ninguno”.
Dicho esto a tomará cuchillo de mango blanco y se harán con él cuatro cruces en el aire como si se cortara de arriba abajo y de izquierda a derecha.